Son lentes con potencias muy bajas (o sin potencia) con tratamientos o filtros que hacen más cómodo el uso de pantallas y luces blancas (focos de los autos o lugares muy iluminados como los supermercados). El filtro azul es un filtro específico para el uso de pantallas y luz LED.

Independiente del uso del lente, se sugiere descansar cada 15 minutos durante periodos largos de lectura o uso de computador. Debemos recordar que todo lente debe ser indicado por un profesional, para descartar otro tipo de afección.