Si usas lentes de contacto, debes sacártelos al menos 24 horas antes de tu consulta.

Pacientes diabéticos deben asistir con la glicemia controlada, medicamentos al día (no suspenderlos el día de la atención) y dieta liviana (evitar bebidas, dulces y masa desde el día anterior). Si te haces el examen con un nivel de glicemia muy elevado (en general sobre 180 mg/dl), corres el riesgo que después veas mal con el lente.

Si usas lentes, llévalos el día de la atención independiente del estado en que estén (quebrados o dañados), para medirlos, y evaluar si te aumentó o mantuvo el aumento. Si tienes una receta anterior también la puedes llevar.

Si estás embarazada se sugiere esperar 6 semanas post parto para realizar el examen, ya que la visión varía constantemente producto de su condición.