En termino simples, dentro de los ojos no tenemos aire como en un globo, tenemos un líquido, que entra y sale por distintas partes del ojo. Cuando ese líquido se acumula (porque se produjo mucho líquido o porque se tapó el conducto por donde tiene que salir), aumenta la presión dentro del ojo y aplasta el nervio óptico que conecta nuestros ojos con el cerebro.

El daño que se produce en el nervio óptico es IRREVERSIBLE,  es decir, la visión que se pierde por el glaucoma no se recupera con ningún tratamiento y a largo plazo y sin control puede generar CEGUERA.

Los tratamientos del glaucoma (gotas o cirugía) buscan que la enfermedad no avance. En general no produce síntomas (dolor o molestias) y la pérdida de visión es progresiva.

  • ¿Cómo saber si tengo glaucoma?

Solicita examen de PRESION INTRAOCULAR en tus controles oftalmológicos (se debe complementar con otros exámenes en caso de sospecha de glaucoma).

  • ¿Quiénes tienen más riesgo de generar glaucoma?

Personas mayores de 40 años, con enfermedades crónicas (diabetes o hipertensión) y ANTECEDENTES FAMILIARES de glaucoma.